lunes, 7 de marzo de 2011

A 10.000 por hora.

Y tener la sensación de qué cuando pasas por su lado el corazón te late a 10.000 por hora.
Qué una mirada suya sirva para qué te vuelva loca.
Qué con su sonrisa te diga todo.
Qué con todo lo qué hace te pueda confundir y te pienses lo qué no es.
O simplemente creer en tí misma y seguir hacia adelante con lo qué más deseas en este momento. ·Él.·